EL PODER DE LA MÚSICA Y LA COMIDA

EL PODER DE LA MÚSICA Y LA COMIDA

¿Por que ponen música en la mayoría de los sitios en los que comes?

Si te haz dado cuenta siempre que te encuentras en un restaurante escuchas música y eso no es solamente para mejorar el ambiente y que las personas se sientan cómodas. Como se descubrió con la Neurociencia y el Neuromarketing es que lo que comes te puede gustar más o menos dependiendo de la música que estés escuchando en ese momento.

Y sin que te des cuenta, saboreamos con el cerebro, no con la boca. La lengua es sólo la puerta de entrada y el cerebro el que interpreta los sabores.

“Comemos con la boca pero saboreamos con el cerebro”.

“La música modifica la preferencia por ciertos alimentos porque el cerebro se engaña al recibir impulsos eléctricos. Esto hace que se pueda percibir un sabor más salado, dulce o amargo de lo que realmente es. (Charles Spencer)”.

A la hora que quieras sorprender a tus amigos en una comida, un asado  o lo que quieras ofrecer de comida debes tener en cuenta que los sonidos agudos mejoran la percepción de los sabores dulces mientras que los graves realzan el sabor salado, amargo o condimentado de los alimentos. Y no solo es que clase de música que pones si no tambien el ritmo que lleva una canción. Si la música tiene un ritmo acelerado hace que los sabores desaparezcan antes de nuestra boca, mientras que la música relajada provoca que las sensaciones de los sabores duren más tiempo.

El sabor de un alimento  puede influir e incluso cambiar el sabor.

Spencer (psicólogo experimental) hizo un experimento en el que reclutó a más de 700 voluntarios que probaron distintos platos mientras sonaba uno de los seis géneros musicales analizados y se lograron ver resultado impresionantes:

 

musica y comida; Neuromarketing

El picante se lleva bien con el Rock and Roll ya que es música que te mantiene más alerta, más enganchado, lo que hace que se aprecie más el sabor del picante. Los participantes del estudio declararon que el sabor de la comida era más picante cuando escuchaban rock que cuando escuchaban jazz. Curioso ¿verdad?

Al igual que existen canciones para cada estado de ánimo, existe un estilo musical concreto para cada tipo de comida.

El poder de la música puede arruinar o hasta mejorar tu comida y puede lograr que la gente coma más.

Thomas Hummel, científico y otorrinolaringólogo, afirma que los comensales se alegran cuando escuchan música de ritmos armoniosos y eso hace que el apetito incremente.

 

La música es el ingrediente secreto para una experiencia gastronómica perfecta.

 

 

Fuente: https://goo.gl/g6HJhm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *