MIT presenta cubos robot que se auto-ensamblan

MIT presenta cubos robot que se auto-ensamblan
MIT presenta cubos robot que se auto-ensamblan

Si juntas muchos, podrían convertirse por sí mismos en una silla, una escalera, o alguna otra herramienta que necesites.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) presentaron un diseño de un robot modular compuesto con cubos, que es capaz de reorganizarse para adoptar diferentes formas. Los “M-Block” son pequeños cubos fabricados sin partes móviles que pueden escalar uno sobre otro, saltar por el aire o girar sobre el suelo.

Los robots modulares pueden ser útiles en el futuro para poder realizar no sólo las tareas para las que fueron creados, sino que adaptarse y cambiar partes para resolver problemas diferentes.

Dentro de cada M-Block hay un ventilador que puede alcanzar 20.000 revoluciones por minuto, que permite impulsar al cubo. En cada esquina y sobre los lados del cubo, hay imanes instalados que permiten que los M-Blocks se unan de forma inteligente.

“Hay un momento en que los cubos están esencialmente volando por el aire. Y dependes de los imanes para alinearlo cuando aterrice. Eso es algo único de este sistema”, dice Kyle Gilpin, uno de los creadores del sistema, junto a la profesora Daniela Rus y el investigador John Romanishin.

Esto permitió simplificar el diseño del robot, ya que los intentos de robots modulares hasta el momento siempre habían favorecido la estabilidad del mismo. Si un cubo vuela demasiado lejos, puede seguir moviéndose con el ventilador hasta encontrar el grupo y sumarse después.

Los cubos todavía están en etapa prototipo, pero los científicos creen que futuras versiones podrían ser prácticos. Un ejército de cubos podría reparar un puente o un edificio temporalmente para emergencias, o crear e ir moviendo andamios para la construcción de una estructura. Podrían convertirse en muebles o herramientas, o podrían incluso investigar lugares y reorganizarse para entregar soluciones a problemas.

El MIT planea construir 100 cubos y diseñar algoritmos para trabajar con ellos. “Queremos tener cientos de cubos, revueltos al azar en el suelo, que sean capaces de identificarse entre sí, unirse y transformarse de forma autónoma en una silla, o una escalera, o un escritorio, bajo solicitud”, afirmó el investigador John Romanishin.


Ver en YouTube

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *