LOS VIDEOJUEGOS Y LA NEUROCIENCIA

LOS VIDEOJUEGOS Y LA NEUROCIENCIA

El nuevo desarrollo científico de videojuegos con el objetivo de crear algoritmos que ayuden en el avance de la neurociencia.

¿Haz esuchado de los videojuegos como Destiny y Mozak y te haz preguntado como funcionan para realizar la investigación de neurociencia?

Acá te lo explicamos: 

Los  videojuegos fueron desarrollado por el Centro de Ciencia del Juego de la Universidad de Washington, en asociación con el Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro. El objetivo de la asociación, es poder encontrar la estructura de las neuronas, que son las células que transmiten la información que recolectamos a través del sistema nervioso. Quienes lo juegan ayudan a crear modelos tridimensionales de células cerebrales, asistiendo a los científicos a conocer más acerca del cerebro.

El Instituto Allen, se encarga de enlistar a jóvenes para que ayuden con la comprensión de las 87 mil millones de neuronas que tienen los cerebros humanos. La idea de los científicos, es crear varias reconstrucciones neuronales a través de los videojuegos; mientras existan muchas más, será más sencillo analizar el trabajo que realizan las neuronas dentro del cerebro.

Las neuronas en las imágenes, cuyas dendritas y axones emanan de sus somas, se ven granulosas. Las computadoras no son muy buenas para construir modelos 3D a partir de todo ese ruido.

Adjunto te mostramos como se ven las Neuronas cuando se juega “Mozak”.

Zoran Popović es un científico que ha desarrollado videojuegos y el nombre “Mozak” significa “cerebro” en serbocroata, el idioma materno de Popovic.

Pero los humanos pueden ser bastante hábiles. Los jugadores de “Mozak” acumulan puntos al tiempo que delinean la estructura de las neuronas. Cuando múltiples personas trazan los mismos modelos 3D, hay una buena probabilidad de que sean precisos.

A la fecha miles de personas han jugado Mozak, permitiendo elaborar modelos de las neuronas 3.6 veces más rápido, como se mencionó antes. Esto quiere decir que los seres humanos son más eficientes que las computadoras en este proceso de reconstrucción de las estructuras de las células cerebrales.

Visto numérciamentemte, un jugador puede producir una reconstrucciòn que está entre 70% y 90% completa, en comparación del 10% al 20% que alcanzaron las reconstrucciones màs efectivas generadas por computadoras.

La popularidad del juego puede deberse a que se requiere de mucha paciencia y sabiduría para poder completarlo, además, representa la unión entre la ciencia y la ayuda social para poder contribuir al avance científico.

Hay un gran cuello de botella en procesar y analizar la información entrante [sobre las neuronas], es aquí en donde la comunidad que juega Mozak está teniendo un gran impacto” – Dr. Zoran Popović

A través del videojuego, personas en cualquier lugar del mundo, sin requerir conocimientos de neurociencia, pueden en poco tiempo ser entrenadas para reconstruir neuronas al mismo nivel que expertos, que lo han venido haciendo por mucho tiempo.

Staci Soresen, investigadora del Instituto Allen asegura que esta es una gran oportunidad para responder importantes preguntas sobre la diversidad de tipos de células existentes en el cerebro, así como alcanzar sus metas científicas en menor tiempo.

El videojuego permite alcanzar niveles muy altos de precisión, ya que requiere el consenso general entre múltiples jugadores acerca de la forma de una neurona.

La importancia radica en que los científicos aún no conocen la respuesta a preguntas tan sencillas como ¿cuántos tipos de neuronas existen en un solo cerebro? Para responder esta pregunta, es crítico conocer las formas físicas de las neuronas.

De esta forma, mapear y analizar las neuronas, ayudará a comprender cómo su estructura se relaciona con las funciones del cerebro, tanto en cerebros sanos como en aquellos con características de enfermedad.

Ahora imagina todo lo que podría comprenderse sobre el comportamiento humano, las motivaciones y conductas. Si con el conocimiento actual el neuromarketing ha obtenido resultados sumamente positivos, el futuro podría ser aún más brillante.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *