Los datos de Megaupload podrían ser borrados esta semana

Los datos de Megaupload podrían ser borrados esta semana
Los datos de Megaupload podrían ser borrados esta semana

Un nuevo episodio en esta telenovela en la que se está convirtiendo el cierre de Megaupload: Los datos alojados en sus servidores podrían comenzar a ser borrados esta misma semana, con lo cual la incógnita sobre el destino de la información privada de millones de usuarios cobra un nuevo matiz.

Si bien se ha insistido en que los afectados por el cierre, es decir, millones de usuarios del servicio de alojamiento de datos que tendrían su información particular “secuestrada” por el FBI tienen derecho a recuperarla, y por otro lado se están organizando medidas para aglutinar las denuncias con la intención de reclamar al FBI que libre dicha data particular, si los datos son borrados… ¿Qué sentido tienen tales reclamos?

La información sobre el inminente borrado de la data ha sido recogida por el diario The New Zealand Herald en el que se explica que Megaupload había contratado a las empresas de almacenamiento “Carpatia Hosting Inc.” y “Cogent Communications Group Inc.” para alojar la data en sus servidores. El detalle está en que las cuentas de Megaupload están congeladas, así que ¿quién le paga a dichas empresas por sus servicios?

El diario afirma que esta situación está descrita en un documento sumado al caso por la Oficina del Fiscal de EE.UU. para el Distrito Este de Virginia, en el que se deja entrever que Carpathia y Cogent podrían comenzar a eliminar los archivos a partir de este mismo jueves ante la falta de pago.

Las empresas estarían en libertad para borrar los datos, ya que las autoridades norteamericanas ya habrían tomado el material que les interesa para el procedimiento contra Kim Ditcom, así que el resto de la data que incluye los documentos personales, fotografías, y contenidos de diverso tipo, propiedad de los usuarios que contrataban los servicios de Megaupload, no son de su competencia, y podrían ser eliminados definitivamente si no se llega a un acuerdo con las compañías que los alojan.

Tal como lo lees: En The New Zealand Herald, destacan que en la notificación presentada por los fiscales, estos prácticamente se “libran” de responsabilidad sobre la data, insistiendo en que la última palabra sobre el destino de la información la tienen las empresas de almacenamiento, ya que ellos ya ejecutaron la orden de allanamiento en su momento y ya no tienen derecho a acceder a los datos… Vamos, que suena a “vacuna” ante lo que pueda pasar.

¿Quién defenderá entonces a los usuarios de Megaupload? Pues sería la misma compañía la más interesada en que dicha data se conserve, pues tal como habría explicado su abogado, Ira Rothken, esta información tiene un peso relevante para la defensa:

“Somos cautelosamente optimistas en este punto, debido a que tanto las autoridades de Estados Unidos, como Megaupload, deben tener un deseo común de proteger a los consumidores”, dijo Rothken esperanzado en que se llegará a un acuerdo con las empresas de hosting.

¿De verdad este señor se cree que a las autoridades de EEUU les interesa “proteger” los intereses de los consumidores? Confieso que lo creo poco, pero me ilusiona ver que hay gente que aún tiene “esperanzas” de este tipo. En fin, que de momento toca esperar, a ver qué nuevo curso toma el caso, y específicamente si se logra algún acuerdo entre la defensa de Megaupload y la empresa de almacenamiento para que esperen un poco por el pago y no borren la data… ¡A cruzar los dedos!

FayerWayer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *