asteroide

La simulación de un asteroide que podría destruir Nueva York

Un asteroide de 140 a 260 mts con una velocidad impresionante la mejor simulación de la Conferencia de Defensa

El mes mayo comenzó con uno de los eventos y acontecimientos más importantes para el mundo de los astrofísicos y organizaciones que se encargan de analizar el espacio y todo lo que esconde; así es, la última semana de abril y los primeros días de mayo se celebró la Conferencia de Defensa Planetaria 2019, la cual traería y reuniria las más impactantes y revolucionarias cosas del espacio como lo es un asteroide.

En esta Conferencia de Defensa Planetaria 2019, aunque todos los eventos que se realizarian serían de gran importancia para actualizaciones, había un evento en especial que congregaba a cientos de personas planteandoles el hipotético caso de cómo sería el impacto de un asteroide en la tierra. Este tan magestuoso evento fue recreado por la NASA en compañía de otras agencias estadounidenses especializadas en el análisis de los movimientos del espacio.

En este evento y como era de esperarse tendría que plantearse un caso que tuviera además de inicio, nudo y desenlace, debía haber personas, localización geográfica y tiempo para poder solucionar el problema. El caso que le presentaron a los asistentes fue el siguiente: El 26 de marzo los astronomos descubrieron un NEO (un objeto extraño cercano a la tierra) que consideraron potencialmente peligroso para nosotros los habitantes del planeta tierra. Después d eun exhaustivo seguimiento los observadores predicen que este NEO (denominado en la conferencia como PDC) presenta una probabilidad de 1 en 100 (umbral para la acción) de impacto contra la tierra en 2027.

Durante la semana de la Conferencia de Defensa Planetaria 2019, se escucha por rumor de pasillo ( como suele pasar) actualizaciones para los asistentes, a tal punto que llegaron a pensar que en realidad un asteroide de 140 a 260 mts iba a golpear la tierra. Con el paso de los días, y para continuar con el caso hipotético que pusieron les dijeron a los asistentes lo siguiente: Recién la NASA descubrió que el asteroide tenía trayectoria de colisión, enviaron una flota de impactadores cinéticos para desviar el asteroide. Esta flota de impactadores golpearon el asteroide pero terminaron separándose de un trozo que, cuatro años después del impacto, nuevamente se dirigía hacia la Tierra.

¿Cómo resolver está situación planteada por la NASA?

“Cada día preguntamos, ¿y si…?”, dijo Paul Chodas, el creador del escenario y director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California (dónde se celebraba la Conferencia), haciendo énfasis en que ninguno de los asistentes a esta conferencia creía que este escenario sería real y pasaría en algún momento, porqué como lo dijo el mismo Chodas lo más probable es que cualquier asteroide que se dirija hacía la tierra termine en un océano.  Aunque este no era el punto clave para Chodas, pues él afirma que “Necesitamos desafiarnos a nosotros mismos y hacer las preguntas difíciles, no aprendes nada sino estudias el peor caso posible cada día.”

Para entrar en el momento más tensionante del caso, los participantes se adelantaron a sólo 10 días del impacto, donde según el escenario ya planteado, los científicos en el terreno sabían que el asteroide iba camino a la ciudad de Nueva York; y que ingrasaria a la tierra con una velocidad de 19 Kilometros por segundo el 24 de abril de 2027 produciendo una gran bola de fuego o “megabólido”, y se preveía que liberara de 5 a 20 megatones de energía en la explosión.

Pero… ¿Qué pasó al final?    

Los participantes discutieron las consecuencias financieras, económicas y humanas de un impacto en un área grande y densamente poblada como la ciudad de Nueva York. “Reunir a la comunidad de gestión de desastres y la comunidad científica es fundamental para prepararse para un posible impacto de asteroide en el futuro”, dijo Leviticus Lewis, de la División de Operaciones de Respuesta de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). “Este ejercicio es valioso, ya que continúa el trabajo actualmente en curso para identificar preguntas y problemas clave para este escenario de baja probabilidad y alta consecuencia”, agregó en un comunicado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *