EL FUTURO DEL ALCOHOL: NO MÁS RESACA

EL FUTURO DEL ALCOHOL: NO MÁS RESACA

El alcohol actualmente conduce a 4 millones de muertes prematuras por año. ¿Podemos cambiar eso?

Alcosynth es el nombre de la nueva bebida alcohólica que no produce resaca. El invento del profesor del Imperial College de Londres David Nutt y su equipo de científicos promete los mismos efectos ‘beneficiosos’ del alcohol que conocemos, esto es, euforia, desinhibición…, pero sin sus consecuencias más temidas del día después: dolor de cabeza, náuseas, boca seca… Además, este pócima sintética tampoco perjudicaría el organismo a largo plazo como así ocurre con las espirituosas, que pueden acarrear diabetes, pancreatitis aguda, cirrosis hepática, cáncer de hígado…

El líquido de laboratorio se parece al vodka y su creador recomienda que se consuma como un cóctel.

Su fórmula es secreta y Nutt ya ha patentado 90 compuestos diferentes a partir de su nuevo ‘alcohol sintético’. A su juicio su bebida podría sustituir completamente al alcohol de toda la vida en unos 30 o 40 años.

Nutt y su equipo llevan años trabajando en la investigación de sustancias que funcionan a nivel cerebral de manera parecida al alcohol.

LOS EFECTOS DURAN 2 HORAS

Los efectos de este nuevo alcohol no tóxico duran aproximadamente dos horas. Además, tiene un umbral de cinco copas a partir de las cuales los efectos de euforia no se incrementan más.

En una entrevista para ‘The Independent’, Nutt ha explicado que dos de los 90 componentes del Alcosynth están siendo sometidos en la actualidad a pruebas rigurosas. “Uno de ellos tiene un sabor insípido y el otro, amargo”, ha detallado.

“La gente quiere bebidas más saludables”, afirma el investigador, que asegura que la industria es consciente de ello y que para el 2050 el alcohol convencional habrá desaparecido. “Los fabricantes de destilados los saben, pero de momento no quieren acometer el cambio, porque de momento el alcohol convencional les reporta mucho dinero”, explica.

Los primeros experimentos con Alcosynth, de los que ya habló la BBC en el 2011, llevaban un derivado de la benzodiazepina (similar al Valium). Nutt asegura que sus nuevas pócimas no contienen benzodiazepina.

Nutt asegura que su nueva droga podría ayudar con varios problemas de salud pública, ahorrando miles de dólares a hospitales por atención de casos de intoxicación o enfermedades relacionadas al alcoholismo, así como evitaría problemas laborales por el tema de la resaca. Sin embargo el psiquiatra está consciente de todos los trámites legales y dramas éticos que podría causar la introducción de su producto al mercado, por lo que, siendo optimista, espera que el Alcosynth esté disponible para que cualquier humano pueda comprarlo en tiendas desde el año 2050.

Ahora solo queda sobrevivir lo suficiente y cuidar el hígado hasta entonces para no morir de cirrosis.

Quedamos en la espera para este nuevo invento tan interesante y tan necesario.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *